jueves, septiembre 06, 2007

ORACIÓN A LA SEMILLA


A manera de abrebocas a la campaña, presentamos este bello texto del maestro Mario Mejía, quien expresa de manera bella la importancia de las semillas criollas en la vida de las comunidades campesinas.



ORACIÓN A LA SEMILLA
Mario Mejía.

Semilla es vida y es milagro:
la semilla repite a diario el milagro de la multiplicación del alimento ... tierra, aire, agua y cultura son sus condiciones.
Semilla es biodiversidad:
decenas de miles de variedades de semillas son patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad ...
Semilla es libertad:
porque nos independiza de la tienda de los alimentos y la de los comerciantes de insumos agrícolas.
Semilla es poder:
el de comer según nuestra cultura; el de escoger nuestro propio sistema de producción.
Semilla es solidaridad,
porque la podemos compartir con el vecino, con el prójimo, con el excluido, con el desplazado, con el hambriento, con otro productor de vida ...
Semilla es compromiso,
es entrega, es cariño, es enamoramiento, porque así es como cada persona del campo la planta, la cultiva, y la cosecha para su propio beneficio y el de otros consumidores.
Semilla es identidad,
es territorio, porque somos lo que comemos, porque la cultura se expresa en el territorio.
Semilla es cultura,
porque nos invita a convivirla, a conocerla, a entenderla, a conservarla, a enamorarla, a mantenerla para que ella nos mantenga ...

La persona que conserva las semillas naturales asciende a un nivel ético, se coloca bajo la mirada de su Dios y bajo la paz de su conciencia; asciende a un papel político de liberación social.

La semilla natural es sagrada: no es mercancía, es un don divino otorgado a través de la naturaleza y la cultura ...

Las semillas naturales no pertenecen al reino de los transgénicos, de la certificación, del patentamiento o privatización de la vida ...

Sembrar y comer son actos sagrados:
agradezcámoslos con oración y con ritual.

1 comentario:

aldrin anibal dijo...

gracias maestro,llego el libro a mis manos he practicado la oracion de la semilla e incluso en el idioma maya o algo asi(bueno la balbuceo)pero todo es cuestion de fe. estoy leyendo su libro algo de recordar todo las vistas expuestan son sencillas, lo recomiendo en colombia y que se recupere el saber ancestral. me sirvio para una conversacion que sostuve con unos personajes y quede al menos mejor que otros, sobre las formaciones, tipos se suelos, el porque los tipos y otras cosas, usted fue recomendado por otras personas que si saben mas sobre agricultura y me llevan siglos de ventaja, de todas formas muchas gracias y hasta ahora empiezo y el camino es largo y de nunca terminar. estoy sembrando biodinamicamente(intenso y esoy en aprendizaje).
desde mogotes, santander, colombia, donde paso El Señor y dejo un pequeño eden.